FUNDEMAC se une a los esfuerzos para atender la emergencia alimenticia a raíz de la presente sequía, que en 2015 generó las pérdidas de casi el 100% de la producción nacional de granos básicos y que impactará el acceso a alimentos y agua en 2016, sobre todo en las zonas que conforman el llamado “corredor seco Centroamericano”.

En este sentido, la Fundación con el apoyo de Ayuda en Acción, se inserta en una intervención regional en la que Honduras, Nicaragua, Guatemala y El Salvador con el soporte financiero y técnico de Arbeiter Samariter Bund (ASB) de Alemania, implementarán acciones paliativas frente a los efectos de la sequía en las zonas en las que su impacto ha sido mayormente negativo.

Previo a esto, ASB convocó a una reunión regional en Managua, Nicaragua entre los días 07 y 10 de febrero, en la que participaron representantes de las contrapartes de cada país; por FUNDEMAC la responsable de administración, Emilia Romero y el director ejecutivo, Enrique Hompanera. Ambos participaron en el proceso de inducción al proyecto a fin de clarificar los siguientes pasos, estrategias de comunicación, procesos técnicos, responsabilidades, entre otros, a fin de lograr los resultados esperados.

A través de este encuentro se da por iniciada una vinculación que permitirá atender a la población más afectada de tres municipios del departamento de Morazán (Arambala, Chilanga y Meanguera), con quienes se trabajarán tres áreas fundamentales: acceso a alimentos, nutrición infantil y acceso a agua potable.